Este año comienzan a regir algunas de las reglas derivadas de la Consulta Anticorrupción realizada en agosto de 2018, por la que votaron a favor casi 12 millones de colombiano.

Una de esas reglas es la que obliga tanto a congresistas como a funcionarios públicos elegidos mediante voto popular, a hacer públicas sus declaraciones de renta y a registrar sus conflictos de interés, tal y como lo establece la ley registrada bajo el número 2013 del 30 de diciembre de 2019.

La declaración de renta debe ser presentada de forma anual ante en el Sistema de Información y Gestión del Empleo Público (SIGEP) y su realización será un requisito para para posesionarse, ejercer o retirarse del cargo.

El documento que presenten los congresistas deberá tener el nombre de cada uno de los funcionarios; el país, departamento y municipio de nacimiento y domicilio; los ingresos y rentas que obtuvo en el último año gravable, especificando solamente concepto y valor; las cuentas bancarias de las que sea titular,’ especificando solamente el tipo de cuenta bancaria, el país de sede de la cuenta y el saldo total con corte a 31 de diciembre del año inmediatamente anterior.

Por su parte, la norma del conflicto de interés busca hacer mucho más claras las causales que permiten a los parlamentarios declararse impedidos. Además busca acabar con la avalancha de impedimentos que se presentan cuando se va a discutir una ley importante.