A estudiantes de la Unicor, capturados por presunto tráfico de drogas, se les dictó detención domiciliaria

Luego de tres días de audiencias en el Palacio de Justicia de Montería, este lunes, 21 de octubre, un juez de garantías cobijó con detención domiciliaria a Daniel Lugo Ayazo, Jairo Varilla Gómez, Alberto Ayala Herrera, Iván Andrés Vargas Rivero y José Gustavo Salgado Oviedo, cocido como ‘Chocobreak’, estudiantes de la Universidad de Córdoba, detenidos por presunto tráfico de estupefacientes. 

Estos cinco universitarios fueron detenidos por funcionarios de la Fiscalía que allanaron sus residencias en la ciudad de Montería. En lo que va corrido de proceso investigativo, ninguno de ellos ha aceptado los cargos que se les han imputado. 

“Mi único pecado ha sido vender dulces”, sentenció ‘Chocobreak’ a su salida de la audiencia con lágrimas en sus ojos. Ha sido precisamente la de este muchacho, la detención más polémica, pues al parecer, cuenta con el beneplácito de la comunidad estudiantil de la Unicor, quienes han hecho manifestaciones y acciones de calle para defender su inocencia. 

Él, según el relato de sus compañeros, se dedica a vender dulces en las aulas de clases para costear sus gastos académicos y de transporte. 

Los estudiantes en días pasados habían anunciado que, partiendo de la decisión del juez, se irían a un paro indefinido, sin embargo, hasta el momento no se han pronunciado. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*