Analizarán el impacto fiscal del proyecto de fertilidad asistida

Analizarán el impacto fiscal del proyecto de fertilidad asistida

El ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, informó que se evaluará el impacto fiscal que podría sugerir la inversión en la fertilidad asistida para parejas infértiles, realizando la práctica con los recursos públicos, ya que esto quedó a cargo del Estado, tras un fallo emitido por la Corte Constitucional.

Todo esto está enmarcado en la denominada ‘Ley Sara’, la cual había sido objetada durante la administración del expresidente Juan Manuel Santos, quien argumentó que la aprobación de la misma, le costaría al Gobierno unos 13 billones de pesos anuales, lo que es igual a un 32,5% de lo que se destina en un año para financiar todo el sistema de salud.

Pero mediante un debate reabierto hace un par de días en la Corte Constitucional, estas objeciones fueron tumbadas con una votación de seis contra dos, dando así vía libre a la práctica de la fecundación in vitro o la inseminación artificial, con cargo al erario, quedando entonces este proyecto sólo a la espera de que el Parlamento lo envíe al presidente Iván Duque, para que este cumpla con la debida sanción.

Alejandro Linares, presidente de la Corte, dijo mediante una entrevista con Blu Radio, que “lo que hizo la Corte fue señalar que el proyecto de ley por medio del cual se establecen lineamientos para el desarrollo de una política pública de prevención en fertilidad no era inconstitucional de acuerdo a las objeciones que había formulado el gobierno del presidente Santos. En esencia, lo que señaló la Corte es que el Congreso sí puede hacer una habilitación de gasto, pero obviamente corresponde al Ministerio de Salud establecer los criterios a través de los cuales las personas de menores recursos pueden acceder a tratamientos de infertilidad”.

De acuerdo a cifras emitidas por el Ministerio de Hacienda, en Colombia hay cerca de 235.914 parejas infértiles, de las cuales al menos 56.609, pertenecen al estrato 1, por lo que costear este tratamiento, que demanda tanto gasto honorario y logístico, les resulta completamente imposible.