“ALERTA PRESIDENTE”

“ALERTA PRESIDENTE”

No hay peor tragedia para un pueblo que ver frustradas sus esperanzas de desarrollo por la acción de esos filibusteros que lo engañan en cada elección comprándole el voto con su propio dinero, ese que se roban de los contratos para ejecución de obras de infraestructura, para ampliar la cobertura y calidad de la educación o para mejorar su propia atención en salud.

Nuestro departamento está inmerso, casi desde su creación, en una tragedia que cada día es más dolorosa porque negociantes de la política han caído, sin contemplaciones, sobre los recursos económicos destinados por el Gobierno para el desarrollo de las obras de infraestructura y los proyectos sociales que nos hubiesen permitido dar un salto importante para superar los años de abandono e iniquidad que hemos sufrido.

Como testigos impotentes hemos asistido al robo de miles de millones de pesos de las regalías, de la salud con los falsos pacientes con HEMOFILIA, con los de SIDA, con los del CARTEL DE LOS BASTONES, pero también con los recursos del PAE, dilapidando la comida de los niños pobres y con los de los fallidos proyectos para llevar agua potable a la zona rural, como pasa con el acueducto costanero y el acueducto del SAN JORGE, y con los destinados a un plan de aguas, sin cuentas claras, difuso y confuso, para apenas resaltar parte de la tragedia que vive el DEPARTAMENTO DE CÓRDOBA.

Una tragedia que se repite una y otra vez, como el caso del puente de VALENCIA, que lleva 12 años de impunidad y es un testimonio de una inoperante justicia donde no hay un solo detenido ni sancionado por la Procuraduría, ni por la Fiscalía, ni por la Contraloría, y no podemos aceptar que este mismo recorrido de corrupción pueda arrastrar los anhelos y esperanzas de los nobles habitantes de Ciénaga de Oro y Chimá, que ahora acarician la posibilidad de ver cristalizado un proyecto para su comunicación, en donde el Estado invertirá 44 millones de dólares.

De estos 44 millones de dólares ya se han entregado 21 mil millones de pesos y no hay avances de las obras y lo que hay es un tráfico de subcontratos y tercerizaciones a favor de gentes afectas a la administración de CIÉNAGA DE ORO, e incluso se habla de la participación de CONCEJALES en lo que parece ser una rebatiña para apropiarse de estos recursos.

Sería conveniente que la Oficina Anticorrupción de la PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA actuara y defendiera de una vez por todas a esta región pobre y humilde. Ya está bueno de tanto abandono y abuso; y sobre todo, que esto no se convierta en los últimos estertores del GOBIERNO DE LA MERMELADA, es un deber moral del GOBIERNO DUQUE y su compromiso para que no se pierda un solo peso más.

Señor PRESIDENTE en sus manos está evitar esta nueva tragedia.