¿Un año de impunidad?

¿Un año de impunidad?

Aquel viejo refrán “escoba nueva barre bien” que escuchamos desde siempre en nuestras casas parece que nos viene como anillo al dedo, después de examinar la gestión realizada al frente de la Personería Municipal por el DOCTOR JORGE GALOFRE RUGELES, un joven ABOGADO con una excelente hoja de vida, porque con su llegada a ese alto cargo municipal se generaron grandes expectativas, de que se desmarcara totalmente de los esquemas de la POLITIQUERÍA y pudiera ejercer sus funciones libre de presiones, sin amiguismos, ni solidaridades de clase para lograr un verdadero equilibrio en la administración pública.

Su prueba de fuego parece haber sido sin embargo la investigación que abrió el 6 de septiembre del año 2017 al ex-secretario de Planeación CARLOS DOMINGO MONTOYA BAQUERO, de la ADMINISTRACIÓN del exalcalde CARLOS EDUARDO CORREA, a quien se le hicieron serios cuestionamientos por lo permisivo que fue con constructores que han actuado en similares circunstancias que las sancionadas por la Procuraduría en la ciudad de CARTAGENA.

En la ciudad amurallada la PROCURADURÍA GENERAL en cabeza del DOCTOR FERNANDO CARRILLO, ha actuado severamente para sancionar los abusos de los constructores que con sus edificios mal construidos han cobrado innumerables víctimas y además contaminado la hermosa vista de la BAHÍA DE CARTAGENA, en el caso del EDIFICIO ACUARELA, frente al CASTILLO DE SAN FELIPE donde pensaban ubicar 700 familias.

En nuestro caso, que va más allá de una simple contaminación VISUAL y demuestra que se han conjugado intereses contrarios a lo reglado por la ley para aprovecharse de la laxitud de algunos funcionarios, aún a costa de poner en peligro a los vecinos y residentes, en el ya famoso caso del Montana Towers, esperábamos que la Personería actuara con mano dura y emulara la decidida acción realizada en Cartagena por la PROCURADURÍA, con igual severidad o con medidas más fuertes.

Por eso, apelamos a usted señor PROCURADOR, para poner en su conocimiento que no es posible que un PERSONERO se relaje y tome tanto tiempo para adoptar una decisión que, según el tiempo transcurrido ya se sabe cuál será, y que sólo usted con su autoridad superior puede revisar y sancionar si es del caso a quienes, del PERSONERO hacia abajo hayan violado la ley.

MONTERÍA, es una ciudad donde en los más sonados casos de CORRUPCIÓN no se han producido fallos disciplinarios y aquí señor PROCURADOR se necesita de su presencia en una gran AUDIENCIA PÚBLICA para que los MONTERIANOS se atrevan a denunciar estos casos emblemáticos de CORRUPCIÓN que hoy hacen tránsito hacia la IMPUNIDAD.

Señor PERSONERO MUNICIPAL no comprometa su futuro y su incipiente carrera para tapar lo que no se puede ocultar, porque su obligación misional es sancionar las flagrantes violaciones de las normas de construcción y del POT de la ciudad de MONTERÍA .