Estudios revelan afección en biodesarrollo infantil a causa de aparatos electrónicos

Estudios revelan afección en biodesarrollo infantil a causa de aparatos electrónicos

“El uso de celulares e iPads está influyendo el desarrollo de los primeros años en los niños y llevan a trastornos como el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), el espectro autista, trastornos de coordinación motriz y trastornos del lenguaje”. Este fue el argumento que utilizó el doctor Eduardo Barragán, para asegurar que el uso de aparatos electrónicos desde temprana edad, afecta el biodesarrollo normal que debería tener un niño.

Federico Gómez, quien funge como jefe de neurología del Hospital Pediátrico Infantil de México(HIMFG), asegura que entre el 10 y el 15% de la población infantil en el mundo, es dependiente de instrumentos tecnológicos, que en muchos casos les son proveídos por sus propios padres, quien creen –de forma errada- que eso les aportará al desarrollo de su lenguaje.

“Los videojuegos promueven que el individuo requiera de una retroalimentación muy rápida. Y cuando estudian en el colegio con métodos más tradicionales, donde no hay esa retroalimentación rápida, se generan problemas de atención e hiperactividad”, apuntó Gómez, al tiempo que indicó que los videojuegos podrían también producir ansiedad y alterar la memoria.

Ambos especialistas concluyen en que debido al boom y gran posesión que han tomado, no solo en los niños, sino en la sociedad de todas las edades, todo lo relacionado con la tecnología, lo prudente no es eliminar su uso del todo, sino permitirlo en condiciones y cantidades de tiempo razonables.

Psicólogos también manifiestan que en muchos casos, los padres tratan de entretener y distraer a los niños empleando el uso excesivo de videojuegos, con el fin de apaciguar su hiperactividad, lo que en realidad se las acelera.