Retos y responsabilidades del presidente Iván Duque

Retos y responsabilidades del presidente Iván Duque

De acuerdo a nuestra Constitución, el presidente de la República de Colombia es el Jefe de Estado y del Gobierno, es la suprema autoridad administrativa de Colombia y el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, pero además, ostenta el título de Gran Maestre de la Orden de Boyacá.

En ejercicio de estas dignidades el Primer Mandatario de los colombianos debe asumir entre otras las siguientes responsabilidades: dirigir las relaciones internacionales, ser comandante en jefe de las Fuerzas Militares de Colombia, conceder indultos por delitos políticos, organizar el Crédito Público, reconocer la deuda nacional y arreglar su servicio, regular el comercio exterior, ejercer la intervención en las actividades financiera y bursátil, poner en ejecución los planes y programas de desarrollo económico y social, ejercer la inspección y vigilancia de la prestación de los servicios públicos y conservar en todo el territorio el orden público y restablecerlo donde fuere turbado.

Para que le ayuden en esta tarea el doctor Iván Duque Márquez designó el pasado martes 7 de Agosto, cuando le fue impuesta la banda presidencial, un gabinete paritario, integrado por hombres y mujeres que exhiben una sólida formación académica y profesional y con una gran trayectoria y experiencia en los temas que deberán abordar en cada uno de sus ministerios, en procura de lograr mejorar la situación del país en materia financiera, tributaria, de salud, pensional, agroindustrial, ambiental y en el ámbito social, etc.

La mayoría de los analistas coinciden en que esta “Guardia Pretoriana” elegida por el Presidente Iván Duque cumplirá al pie de la letra sus instrucciones para sacar adelante su Programa de Gobierno, a excepción de algunas voces de la oposición que cuestionan el origen corporativo de la mayor parte de los profesionales que la integran y que desconfían de su imparcialidad a la hora de tomar las decisiones que diriman los conflictos que contraponen los intereses de la comunidad y del sector empresarial.

Consideramos que el Presidente Duque, a pesar de su juventud, no tendrá mayor dificultad en hacer confluir esos criterios aparentemente contrapuestos hacia terrenos abonados por la sensatez y la responsabilidad de gobernar en beneficio de los colombianos en general y no de los sectores más poderosos del país, a pesar incluso de las presiones que puedan surgir del interior de su propio partido.

Pero así como creemos que el Presidente Duque afrontará con éxito las responsabilidades que entraña su Magistratura, sabemos que deberá enfrentar duros retos, que exigirán de él, toda su dedicación, sus conocimientos y la sabiduría que demostró durante su campaña electoral, para llevar las riendas de un país que se debate en medio de la polarización política, que tiene distintas miradas sobre cómo abordar el proceso de paz con la guerrilla y de sometimiento con los grupos violentos, para no profundizar esta polarización y rediseñar una Justicia Especial que nos permita consolidar de manera definitiva una paz sin vencedores ni vencidos, pero con el reconocimiento justo a las víctimas del conflicto.

Estos últimos temas constituyen sin duda los más grandes retos que deberá enfrentar el Presidente Iván Duque Márquez a partir de este martes 7 de Agosto y durante los próximos cuatro años, para buscar la reconciliación de una nación que debe marchar unida hacia el fin último que debe ser la construcción de una sociedad con mayor equidad, con justicia social, solidaria y emprendedora.

La tarea no será fácil dada la gran controversia que generó el discurso del Presidente del Senado Ernesto Macías en el acto de posesión del nuevo Presidente ante el Congreso, que de acuerdo a los amigos del gobierno Santos y de sus opositores de campaña, lo califican como un “Grito de Guerra Política”, que sin embargo fue atenuado por el mesurado y conciliador discurso del Presidente Duque.

Imponer la Agenda de su Gobierno frente a los propósitos del Centro Democrático, su partido, en los temas que tengan una visión divergente, frente a las necesidades de la comunidad y los intereses políticos, será sin duda el más importante reto que deberá afrontar nuestro joven mandatario.

En este propósito cuente con nosotros Señor Presidente.