Escuela de fútbol cordobesa sigue probando jugadores en Argentina

Escuela de fútbol cordobesa sigue probando jugadores en Argentina

La escuela de fútbol Talento Juvenil sigue enviando jugadores al sur del continente, en esta oportunidad el turno es para el volante derecho Henry Daniel Vargas Martínez, quien tiene la oportunidad de viajar a Argentina para mostrarse en diferentes clubes de ese histórico país.

Vargas ha tenido un recorrido por varios departamentos y en entrevista con el Diario La Piragua ha descrito como ha sido su carrera: “Me gusta el fútbol porque es un juego de equipo. Si bien, aunque la individualidad cuenta, más cuenta la misión de ayudar al compañero para que se desmarque. Mi amor por este deporte nació cuando escuché anécdotas de mis tíos desde ese entonces empezó todo”.

Vargas empezó a jugar desde los 8 años en el mismo pueblo de su familia, Playita – Bolívar, en donde recuerda que empezó en el medio campo, sin embargo, aún no disputaba ninguna liga, solo lo hacía por diversión y amor al deporte.

“A veces me le escapaba a mi madre para ir al campo a jugar desde las 4:30 de la tarde y hasta cuando el balón no se veía más o las piernas no podían”, afirma el jugador que a los 11 años estuvo en el primer equipo en la Sub 15 del pueblo, el cual era dirigido por Boris Arbeláez .

Luego empezó a jugar torneos regionales, en los cuales casi siempre ganaba debido a su estilo de juego a un solo toque y pases cortos con contraataques rápidos, talentos que pudo compartir hasta que tuvo que irse a vivir a Valledupar – César en el 2014, a terminar sus estudios.

Ya en el 2015 logró graduarse y volvió para seguir jugando pero no fue fácil, muchas personas lo engañaron y le quitaron dinero. En ese momento entró a Grama César, en donde no duró mucho en el club pero le sirvió para pulir mucho sus capacidades por lo que decidió probarse en el Valledupar FC, pero no pasó las pruebas.

Ganó después de la mano de Jhon Velázquez y su equipo Jhoveca FC, ganó torneos de Liga César y torneos en Barranquilla en el 2017 en donde se quedó con el primer puesto, pero no pudo seguir porque ya no habían jugadores categoría sub 20 que querían jugar en la escuela.

“Me quedé sin equipo y no tenía donde entrenar, me demoré un mes sin hacer nada. A inicios de este año un amigo me recomendó que fuera a jugar a San Felipe Neri y empecé a entrenar con ellos pero sin jugar porque no tenían categoría para mí”, afirmó el joven.

Llegó un día de partido amistoso, en el que narra Henry, que se encontró con el profesor Alfredo Méndez, quien lo vio jugar y le propuso la idea de venir a su equipo en Montería y hacer pruebas con equipos profesionales de Argentina.

“Le agradezco al Club Talento Juvenil, al profe Méndez y a la directiva por darme la oportunidad de salir adelante en lo que más me apasiona. Ya solo queda poner todo de mi parte para poder lograrlo y ayudar a mi madre”, finalizó el bolivarense.

Ahora el deportista tendrá que demostrar todo su potencial para que el esfuerzo que hace la escuela Talento Juvenil tenga sus frutos con este jugador.