Fiscales de Bogotá llegan hasta Sahagún por el ‘Cartel de la Hemofilia’

Fiscales de Bogotá llegan hasta Sahagún por el ‘Cartel de la Hemofilia’

Una serie de presuntos allanamientos se habrían realizado la tarde del pasado jueves 9 de agosto, en la residencia de quien fuera secretario de salud del departamento de Córdoba (2012-2015), Alfredo Arachuán Narvaez.

Y es que aparentemente funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, de manera articulada con agentes de la Dijin, se trasladaron hasta Sahagún para indagar en su vivienda y hallar elementos probatorios en su contra, relacionados con el denominado ‘Cartel de la Hemofilia’, red de corrupción que desbancó las finanzas del sector salud en Córdoba.

Según se conoció, los funcionarios, delegados de la Fiscalía 70 Bogotá especializada en extinción de dominio, llegaron hasta Sahagún a fin de colectar pruebas y presentarlas ante un Juez de Control, por lo que se presume que uno de los objetivos sea precisamente ese: emitir una orden de extinción de dominio a algunas de las propiedades de quien fuese funcionario público en Córdoba durante la gestión gubernamental de Alejandro Lyons Muskus, sin embargo esta es una información que no puede ser confirmada hasta tanto no se emita un comunicado u orden oficial.

La mañana del próximo 14 de agosto, Arachuán deberá comparecer ante la ley en una audiencia de formulación de imputación e imposición de medida de aseguramiento, que se hará en el Palacio de Justicia de Montería. Allí lo acompañarán José Jaime Pareja Alemán, preso en La Picota y quien ostentó su mismo cargo desde 2016 hasta 2017; Juan David Nader y Alfredo Ignacio Ceballos, médico exauditor y exfuncionario de la Secretaría de Salud de Córdoba respectivamente; y Ruby Durante Ramos, responsable de la IPS San José de la Sabana S.A.S, la cual sirvió de plataforma para causar el detrimento a los bienes de la administración departamental.

Un proceso investigativo sin fin

Pese a que han sido varias las acciones adelantadas a fin de desmantelar y detener a todos los involucrados con el ‘Cartel de la Hemofilia’, aún son muchos los cabos que restan por atar y también han sido muchos los vinculados a esta red.

En febrero de este año, la Fiscalía informó que la actual congresista cordobesa Sara Piedrahita se habría lucrado del dinero de la corrupción para financiar su campaña política a la Cámara de Representantes en 2014. El gobernador suspendido Edwin Besaile fue involucrado también, razón por la que fue separado de su cargo. La Fiscalía le imputó en enero cargos por la presunta comisión de delitos de peculado y concierto para delinquir, a lo que Besaile respondió para la fecha que “mi actuar como servidor público ha sido ajustado a derecho”.

En 2013, para el momento en el que se ‘destapó la olla’, la Fiscalía adjetivó a esta cartel como un “alianza criminal que se creó para apropiarse de millonarias sumas de dinero destinadas para la salud de los más pobres”, cita que quedó plasmada en un escrito de 87 páginas que elaboró el ente fiscal.

El detrimento millonario se logró a través de falsos diagnósticos de supuestos pacientes hemofílicos y fraudulentos resultados de laboratorio. Pero lo que generó suspicacia en las entidades investigadoras, fue el acelerado incrementado de “pacientes” que a su vez demandaba más recursos, lo que –según la Fiscalía, se hizo para “obtener beneficios económicos ilegales a partir de recursos que ingresaban al departamento, entre otros aspectos, por concepto de regalías y salud”.

Es de recordar que para la fecha el gobernador de Córdoba era Alejandro Lyons y Edwin Besaile era senador.