Detente Genocidio Fast track

Detente Genocidio Fast track

Desde mi rincón- Uriarte de Tenerife

Caminante detente: ¡Aquí murieron 300 hombres luchando por la libertad! Así podemos decir hoy los colombianos en mas de 350 regiones del país. 300 colombianos asesinados por la fuerzas oscuras por defender los derechos humanos, la diversidad, el medio ambiente, la restitución de tierras, ideologías políticas, en fin, por luchar a favor de las comunidades.

Nuestro departamento no ha sido ajeno a este exterminio. Todos sabemos que nuestra tierra esta abonada para la actividad sicarial. Aquí nació el paramilitarismo y con estas masacres y asesinatos selectivos con la complicidad de los terratenientes y del silencio de la clase política, que en muchos de los casos su accionar político estuvo ligado fuertemente al yugo de Mancuso y de Castaño; Alcaldes y gobernadores elegidos, tuvieron como jefes de campaña a paramilitares reconocidos. De allí, que el silencio de hoy no extraña al hombre del común. Córdoba es terreno abonado para la acción sicarial. Hay que recordar que en Ralito se reunieron paracos (de cuello blanco), terratenientes, ganaderos, médicos, abogados, ingenieros, senadores, representantes y alcaldes con Mancuso, Don Berna, Macaco, Vanoy y Castaño para refundar la patria, en una asamblea conocida por militares, policías y gobernantes departamentales y nacionales, o se nos ha olvidado que los determinadores de mas de 50 mil asesinatos asistieron a la Plenaria del Congreso, con el Visto Bueno del gobernante de turno para decirle a los colombianos que el 35% de los miembros del Congreso pertenecían al paramilitarismo.

De allí que hoy muchos, muchos colombianos creen que el asesinato de líderes sociales y activistas de los derechos humanos no sean casos aislados y acciones de los narcotraficantes. Lo de ayer, como lo de hoy, tienen una raíz común: el fascismo que ronda por el país con la paciencia y conocimiento de las autoridades. Por otra parte, analizando los hechos y la forma de actuar del sicariato, es obvio precisar que es el inicio de la campaña del terror, método con el cual el fascismo acobarda a los pueblos para imponer su gobernanza.

Lo cierto es que el camino que estamos recorriendo hoy los colombianos para encontrar la verdadera paz es incierto. La clase política solo busca sostener y aumentar sus intereses personales, la empresarial por mantener el status a fin de que sus privilegios prevalezcan, la terrateniente, a fuerza de la explotación del campesino proletario aupa el desplazamiento. Además es sabido por todos que en el país existe en un sector de la población el ánimo guerrerista para sacar dividendos económicos. Por eso la pregunta ¿Encontraremos la paz? La respuesta: han sido asesinados en los últimos tres años 300 líderes sociales.

Ñapa 1: Se comenta que en el seno de la Contraloría departamental existe un gran cartel. Empleados con camionetas de alta gama y palacios solariegos. Cuando se posesionaron llegaron en chiva de palito. Investiga Garrochero!

Ñapa 2: “Fumigaron el palacio de “Cachichí” contra ratas, ratones, cucarachas, murciélagos, vampiros, alacranes, ciempiés, gusanos: Alabama y picudo. Los parroquianos en el Laureano Gómez se preguntan: fumigaremos el despacho del Repetido?

Ñapa 3: Mientras el banco de la República bajó la tasa de interés, en el banco de “Cachichí” la subieron del 35% al 45%. La orden proviene del Gerente Corozalero y sus asesores. Hay que llenar la bolsa!

Ñapa 4: Se rumora en los pasillos del concejo de Montería con Insistencia que M.D está perdiendo credibilidad ante los concejales. Ni serviles como A.P le copian. Comentan que hasta la pita del Yo-Yo se está deshilachando. Le está pasando lo del AVARIENTO.

Ñapa 5: En Ciénaga de Oro se comenta que el verdadero dueño de las bodegas donde funciona el frigorífico es M.D, pero que están a nombre de un pariente, su verdadero testaferro, A.B, quien a la vez es cuatro veces primo y hace las veces de “Rasputin”.