Se investiga si agentes del Estado están incursos en asesinatos a líderes sociales

Se investiga si agentes del Estado están incursos en asesinatos a líderes sociales

Entre las investigaciones que se realizan con respecto a los recurrentes asesinatos de líderes sociales en el país, la Procuraduría General de la Nación informó la apertura de investigaciones a algunos agentes del Estado, a fin de determinar su participación o no en los hechos de sangre que, en lo que va de año han puesto punto y final a la vida de al menos 123 dirigentes y sociales y defensores de DDHH.

El procurador Fernando Carrillo manifestó que el proceso investigativo está dirigido por el Ministerio Público, el cual a su vez exhortó a las comunidades a colaborar con la justicia a través del aporte a los investigadores de toda la información que puedan saber en relación a los actores intelectuales y materiales de los asesinatos, para así mitigar la zozobra latente que existe actualmente.

Según el Procurador, el Estado tiene el deber y la responsabilidad de velar por la vida, no solo de los líderes sociales sino del resto de los colombianos, y aunque reconoció los esfuerzos gubernamentales por apaciguar esta situación, indicó que “falta ese componente territorial, este diálogo no se puede hacer en la Casa de Nariño exclusivamente, hay que hacerlo en los territorios con las comunidades, nosotros ya lo hicimos en Tumaco hace cinco semanas y vamos a hacer el segundo gran taller en el Cauca”, expresó.

Para hacer de la investigación un proceso exitoso, la Procuraduría informó que ideó la “Mesa de Protección a la Vida”, que se realizará en el Cauca, y que entre los integrantes estarán algunas organizaciones sociales y agencias locales, municipales y departamentales, quienes ostentarán la oportunidad de plantear los problemas y preocupaciones que más atañen a las zonas que representan.

Recibirán recompensa

Durante una reunión realizada este martes en la Casa de Nariño, el presidente Juan Manuel Santos, junto al resto de los integrantes del encuentro, aprobó un plan en el que plantea brindar compensación a quienes tengan información sobre quienes han sido asesinos de líderes sociales y deseen colaborar con la justicia, recompensa que tendrá como variante el peso de la confesión, es decir, el mandatario afirmó que quienes revelen la identidad y formas de ubicación de los autores intelectuales de los crímenes, tendrán “una recompensa aún mayor”.