El Gaula captura a tres integrantes del “Clan del Golfo” en Córdoba

El Gaula captura a tres integrantes del “Clan del Golfo” en Córdoba

En la lucha frontal de la estrategia nacional contra el crimen organizado y la estrategia integral contra la extorsión, unidades Policiales adscritas al Gaula y a la seccional de Inteligencia de la Policía -Sipol- de Córdoba, lograron la captura de tres presuntos integrantes de la subestructura “Rubén Darío Ávila” del “Clan del Golfo” que delinque en el sur oriente del Departamento de Córdoba.

El resultado operativo se dio gracias a la labor de investigación, que se adelantó en contra de integrantes de la organización criminal durante siete meses, en un trabajo coordinado con la Fiscalía 137 de la Dirección Especializada Contra las Organizaciones Criminales de la ciudad de Montería, donde se emitieron órdenes de captura por el delito de concierto para delinquir con fines de extorsión y homicidio.

El operativo se efectuó mediante cuatro diligencias de registro y allanamiento en zona rural y urbana de los municipios de Planeta Rica, Pueblo Nuevo y Buenavista, donde se capturaron los sujetos Edgardo Galvano, conocido en el mundo delincuencial como “Sebastián”; Nulber Holguín, alias Pablo o Vargas” y Jorge Blanco, apodado como “el Mocho”.

Según los investigadores, “Sebastián” de 39 años de edad, llevaría unos cinco años al servicio de la subestructura criminal hasta lograr convertirse en cabecilla de finanzas de la misma en los municipios antes señalados y sería el encargado de ordenar y coordinar todas las actividades extorsivas contra comerciantes, obras civiles, ganaderos y comunidad en general.

Entre tanto “Pablo o Vargas” de 38 años de edad, coordinaría y ejecutaría homicidios selectivos, además tendría la función de supervisar a los cobradores de extorsiones, mientras que alias el “Mocho”, de 28 años, sería el encargado del cobro de extorsiones. A “Mocho”, le fue incautada en su residencia una granada de fragmentación, por lo que se le imputó en audiencia el delito de fabricación, tráfico o porte de armas de fuego o municiones.

Se estima que la estructura criminal recolectaba hasta 100 millones de pesos mensualmente, producto de la actividad delictiva exigiendo extorsiones a los habitantes de la región de acuerdo a la capacidad económica de cada una de las víctimas.

Los tres sujetos capturados fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación, y después de la audiencia de legalización de captura el juez determinó medida privativa de la libertad en el centro carcelario Las Mercedes de Montería.