CIMON el primer asistente inteligente en viajar al espacio

CIMON el primer asistente inteligente en viajar al espacio

56-57, una nueva expedición que saldrá dentro de cuatro meses con rumbo a la Estación Espacial Internacional, se podría catalogar como una misión sin mucha novedad, pero entre sus tripulantes viajará CIMON, el primer robot en viajar al espacio exterior.

CIMON será el ayudante del jefe de la misión en varios experimentos, colega y compañero de juegos, siendo el estudio de las relaciones entre humanos y máquinas inteligentes, el objetivo de llevarlo al espacio y planear nuevos viajes espaciales.

El Robot tendrá 3 tareas en su primera misión, colaborará en experimentos cristalización, donde será asistente de Gerst en cada paso con los datos del procedimiento a seguir.

Servirá de ojos para un experimento médico, su cámara será usada para que el personal que se encuentra en la tierra pueda ver a través de él, controlar sus movimientos, con el fin de evaluar la posibilidad de hacer cirugías de emergencia en la estación espacial. También, ayudará a Gerst a armar un cubo Rubik, aunque para un robot sería tarea de solo segundos se busca evaluar su capacidad de convivencia con un compañero en la solución de una situación.

El astronauta alemán Alexander Gerst, será su compañero, quienes se han ido conociendo en los últimos meses creando un vínculo entre ambos. CIMON está programado para acudir al llamado de Gerst y seguir sus instrucciones mediante reconocimiento de voz y rostro.

CIMON fue creado por 50 ingenieros, expertos en robótica, informáticos y científicos de Airbus, el Centro Aeroespacial Alemán y la Universidad de Munich e IBM quien aportó gran parte de su “cerebro”. Gerst escogió el rostro de su compañero y fue bautizado CIMON (Crew Interactive Mobile Companion / Compañero móvil interactivo de la tripulación).

CIMON tiene un sistema de inteligencia artificial (IA) Watson, le permitirá relacionarse de forma natural usando un vocabulario de más de 1.000 palabras, en su memoria tiene planos de la nave, procedimientos del módulo Columbus, laboratorio científico que tiene la Agencia Espacial Europea dentro de la estación espacial, tiene forma ovoide y pesa 5 kilogramos, flotará y se moverá de manera autónoma.

El robot fue impreso con tecnología 3D, un dron que aprovecha la ausencia de gravedad, moviéndose con pequeñas hélices (dirección) y chorros de aire (propulsión), guiados a través de sensores infrarrojos, que reconocen el entorno.

Según los desarrolladores, CIMON ayudaría a reducir el estrés de los astronautas y ayudaría a detectar de manera temprana, problemas técnicos.

 

Aunque esta no sería la primera vez que un robot viajaría al espacio, en 2011 la NASA llevó a Robonaut 2 o R2 al módulo Destinity de la estación espacial; R2 es un androide no autónomo, es teleoperado por astronautas desde la tierra, pero en 2014 fueron enviadas un par de piernas robóticas junto con una actualización de software hasta la estación espacial, pero R2 comenzó a tener comportamientos extraños y un número de errores por lo cual fue desconectado.

Los creadores del robot, para 2020 piensan implantarle un brazo, para que pueda manipular objetos, también será capaz de identificar problemas psicológicos de sus compañeros humanos e idear acciones para contrarrestarlos.

“Nuestra visión a largo plazo incluye a CIMON como un sistema de asistencia totalmente autónomo que será capaz de dar consejos y sugerencias incluso en situaciones inesperadas. Todo esto no solo será de interés para los vuelos espaciales tripulados, sino también para muchas aplicaciones en Tierra”, compartió Till Eisenberg, responsable del proyecto de Airbus.