¡Ojo con el priapismo!

¡Ojo con el priapismo!

El priapismo es una erección prolongada del pene. La erección persiste durante horas y no es provocada por un estímulo sexual. El priapismo suele ser doloroso.

Algunos medicamentos (como los antidepresivos) y las drogas pueden provocar priapismo, aunque en la mayoría de los casos se desconoce el origen.

La gravedad es tal que, aunque se produzca un orgasmo, la erección del pene no desaparece y tampoco se consigue aliviar el dolor ya que se trata de un tipo de erección distinta a la habitual.

Generalmente, es un efecto secundario de una serie de medicamentos. Los medicamentos más comunes que pueden causar priapismo son:
Medicamentos orales utilizados para tratar la disfunción eréctil, como sildenafil (más conocido bajo el nombre de Viagra), tadalafil y vardenafil.

Fármacos inyectados directamente en el pene para tratar la disfunción eréctil, como la papaverina o el alprostadil.
Antidepresivos, como la fluoxetina y el bupropión.
Antipsicóticos, como la risperidona y olanzapina.
Anticoagulantes, como la warfarina y heparina.
Antihipertensivos.

En general, hay 1,5 casos por cada 100.000 hombres en un año. En los varones de entre 40 y 50 años esta incidencia aumenta hasta 2,9 casos por cada 100.000 hombres en un año. Puede suceder también en niños, fundamentalmente por una enfermedad genética de la sangre denominada drepanocitosis, ya que dos tercios de los niños con priapismo tienen drepanocitosis.

Recordemos el reciente caso que ocurrió en el municipio de Lorica – Córdoba, donde un hombre de 58 años para lograr mejores resultados sexuales se tomó una pastilla de Sidenafil (Viagra) y así tener mayor potencia sexual, con tan mala fortuna de obtener efectos secundarios y que horas más tarde la erección no bajaba y empezara a sentir un intenso dolor, motivo por el cual se encuentra hospitalizado en un centro asistencial.