Elecciones parlamentarias

Elecciones parlamentarias

Las elecciones de marzo de 2018 para elegir SENADO Y CÁMARA DE REPRESENTANTES, serán una verdadera prueba de fuego para unos partidos acorralados por la CORRUPCIÓN Y UNA OLA DE ESCÁNDALOS SIN PRECEDENTES, signada por un gran número de PARLAMENTARIOS PRESOS y una desinstitucionalización de los mismos partidos, que les ha generado una baja credibilidad y la postulación de unos candidatos PRESIDENCIALES con escasa aceptación y poco reconocimiento entre la OPINIÓN PÚBLICA.

Aunque la situación general en el país es crítica, quiero referirme a CÓRDOBA, considerado tal vez como el DEPARTAMENTO BANDERA DE PODREDUMBRE POLÍTICA y el que más ha golpeado la JUSTICIA COLOMBIANA.

Coincidimos con muchas voces de opinión que reclaman una necesaria renovación de la dirigencia política, con nuevas figuras que piensen en el desarrollo de la región y se comprometan a sacar al DEPARTAMENTO de la miseria, el hambre, el desempleo y la violencia que todavía registramos, como el asesinato reciente de PADRE E HIJO en la zona rural a pocos kilómetros de MONTERÍA.

No pedimos ángeles pero sí hombres que lo entreguen todo por el servicio a su pueblo, que les duela la miseria, que tengan sensibilidad social, que su accionar no se fundamente en la conformación de CAMARILLAS, que no son otra cosa que la organización mafiosa que anula la DEMOCRACIA y que más temprano que tarde los lleva a la CÁRCEL.

Abogamos por verdaderos LÍDERES y una transición honesta para que esta REGIÓN asuma el liderazgo que le corresponde en el concierto regional y nacional. Líderes de verdad que hagan la diferencia para lograr los cambios y el avance de nuestra sociedad.

Dirigentes con preparación académica, pero sobre todo con un alto concepto de la MORAL y la INTEGRIDAD que los ponga a salvo de la debilidad por el PODER CORRUPTO Y EL DINERO DEL ESTADO.

Comentarios

Comentarios