En Montería se celebró la Semana Mundial de la Lactancia

En Montería se celebró la Semana Mundial de la Lactancia

Si en la actualidad el 50% de los recién nacidos recibieran leche materna durante sus primeros seis meses de vida, se salvarían 83.000 vidas de niños y 200.000 de madres, anualmente.

Esta impactante cifra fue revelada durante la firma del acuerdo de voluntades que se llevó a cabo en Montería el jueves 10 de agosto, con la participación de la Universidad Pontificia Bolivariana Seccional Montería, a través de la Facultad de Psicología.

Del 1 al 7 de agosto de este año se celebró en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna. En Montería varias entidades e instituciones se unieron para hacer realidad este acuerdo de voluntades que tiene como lema: “construyendo alianzas para proteger la lactancia materna por el bien común y sin conflicto de intereses”.

Al evento de la firma del acuerdo, que se llevó a cabo en el Centro Comercial El Nuestro, asistieron cerca de cincuenta madres con sus hijos. Juntos concluyeron que las prácticas óptimas de lactancia materna benefician a todas las madres y sus niños, y es considera la piedra angular de la supervivencia y la salud infantil.

Ana María Romero Otálvaro, neuropsicóloga clínica con doctorado en neurociencias cognitivas aplicadas bajo línea de investigación de neurodesarrollo y primera infancia de la UPB, dijo que la lactancia es el recurso que las madres tienen naturalmente para cumplir los objetivos sostenibles del mileno; “además es la manera más sana de alimentar a los niños y de recuperarse del parto. No hay ningún respaldo científico que vaya en contra de la lactancia materna, al contrario, estamos para proteger la lactancia materna y por eso invito a todas las madres a que se animen a cumplir con este reto que es un regalo para toda la vida”, agregó.

Instituciones, empresas y entidades como la UPB, D’Mamitas, Hospital San Jerónimo, Colmédica, Asistencia Médica AMI, Usrenap IPS, Fundesoe y la consultora independiente Angelina Ochoa, firmaron el acuerdo con el que se comprometen a promover la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida de los bebés.

Según la OMS, si todos los niños de 0 a 23 meses estuvieran amamantados de forma óptima, cada año se les podría salvar la vida a más de 820.000 niños menores de 5 años.

Enfermedades crónicas, intolerancias alimentarias, diabetes, diarreas, obesidad, neumonía, entre otras enfermedades, se pueden prevenir si se logra garantizar la lactancia materna exclusiva. También puede tener beneficios a largo plazo para la salud de la madre y el niño, como la reducción del riesgo de sobrepeso y obesidad en la infancia y la adolescencia.

Colombia hace parte de los 170 países del mundo donde se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna y en la capital cordobesa, también se realizan esfuerzos desde la academia para promoverla.

“En la UPB estamos liderando proyectos de investigación relacionados con la lactancia materna en vínculo y neurodesarrollo y hemos realizado algunas campañas que se han liderado desde la Facultad de Psicología, como es el caso de ‘Un regalo para toda la vida’, con la que se busca promover, capacitar e incentivar a las madres y a las familias para que amamanten”, explicó Ana Romero.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o más. La lactancia materna contribuye al desarrollo del niño, al logro educativo y al bienestar económico.

Comentarios

Comentarios