Bloque de búsqueda tras los asesinos del patrullero de la policía

Bloque de búsqueda tras los asesinos del patrullero de la policía

Montería. Aunque en algunas zonas de Córdoba existe una aparente calma, estas siguen plagadas de integrantes de la Organización Criminal Clan del Golfo, los cuales se camuflan entre los pobladores fungiendo de mototaxistas o se desempeñan en otras labores como informantes, algunos se dedican a los juegos de azar, al consumo de bebidas embriagantes para ejercer su función de investigación ilícita.

El más reciente caso registrado en el corregimiento de Batata, jurisdicción del municipio de Tierralta Alto Sinú, donde sujetos desconocidos que se movilizaban en motocicleta asesinaron al patrullero Jimeno Rincón Bonilla, de 35 años, el pasado sábado 25 de marzo en horas de la tarde, cuando el uniformado se encontraba en labores de control en la zona. Ahí fue sorprendido por los criminales.

Esto es una clara evidencia de que en esta región, la organización armada mantiene su control territorial en las rutas que dejó libre la guerrilla de las Farc, para poder continuar con la actividad ilegal del narcotráfico y dominio en los cultivos de coca.

El patrullero recibió varios impactos con arma de fuego a la altura del tórax, comprometiendo órganos vitales, por lo que fue trasladado en helicóptero a la clínica Panamericana del municipio de Apartadó Antioquia, donde falleció posteriormente debido a la gravedad de las heridas.

El uniformado era egresado de la Escuela de formación Gonzalo Jiménez de Quesada en el municipio de Sibaté, Cundinamarca en el año 2003. Desde entonces se había destacado por su profesionalismo, humanismo y efectividad al servicio del pueblo colombiano.

Ante este hecho lamentable la Policía Nacional ya dispuso de un equipo interdisciplinario y un bloque de búsqueda con personal especializado de investigación Criminal y Policía Sipol, con el fin de establecer el paradero e identidad de los autores intelectuales y materiales del crimen del patrullero Jimeno Rincón Bonilla.

El comandante encargado de la policía Córdoba, Teniente coronel Javier Pineda Sáenz, dijo que se ofrece el pago de diez millones de pesos de recompensa para quienes suministren información que permita la captura de los responsables de este hecho de sangre registrado en Batata, contra un miembro de la fuerza pública. Todo esto se presume que es una retaliación del Clan del Golfo a raíz de los contundentes golpes como la baja de alias “Cobra”, alias “” Bigote” entre otros.

Comentarios

Comentarios