Parecen calles de pueblo

Parecen calles de pueblo

Mientras las calles del centro y otros barrios de la ciudad están pavimentados, los habitantes del sur de Montería, más específicamente, en el sector de Galilea en la primera calle con Alma Viva, el tierrero es el pan de cada día, pues según Nery Álvarez habitante del barrio “parecen calles de pueblo”.

A esto se le suma la falta de alcantarillado, pues hace más 20 años que los tubos instalados no funcionan. Hasta la diagonal 2 hasta la 1ª y la 1B se extiende el problema, como es de imaginarse cada que llueve estas calles no solo se inundan sino que también se vuelven un lodazal cuando las aguas comienzan a bajar. Como si fuera poco la comunidad tampoco muestra sentido de pertenencia y civismo por el barrio pues muchas de las cunetas se encuentran tapadas por piedras lo que ocasiona que el agua no circule con normalidad y se represe provocando malos olores y las condiciones perfectas para la incubación de mosquitos que son los que causan enfermedades tanto en adultos como en niños.

La falta de liderazgo es, para Nery Álvarez, uno de los factores determinantes por los cuales este sector del barrio continúa sin recibir las ayudas que los lleven a encontrar la solución de sus problemas. La luz es otro agravante ya que no puede llover porque se va por más de tres horas, sin mencionar que no cuentan con un solo parque para la recreación de los niños por lo que tienen que trasladarse hacia el parque del barrio el Prado.

“Aquí los políticos solo los vemos en tiempo de elecciones cuando viene a pescar los votos, después se olvidan de todos los problemas que prometieron solucionar “, declaró por último Nery Álvarez.

De igual manera Julio José Morelo otro habitante del barrio Galilea pero esta vez perteneciente al sector de Corbeica manifestó “este barrio tiene 60 años y aún seguimos luchando por que nos coloquen el alcantarillado”. Actualmente han creado el comité cívico para el desarrollo del alcantarillado en Galilea que solo contó con la participación de 25 personas lo que deja ver una vez más la falta de compromiso hacia las mejoras del sector.

Comentarios

Comentarios