14 millonarias demandas contra Colombia que le quitarían $35 billones al presupuesto de la nación

Un total de 14 demandas avanzan actualmente contra el Estado colombiano por parte de varias empresas que alegan que no se respetaron los tratados que las protegían.

Estos pleitos con el Estado, de ganarlos las empresas, afectarían el presupuesto de la nación pues el total de las pretensiones suman 35 billones de pesos que representan alrededor del 5 % del PIB (al corte del tercer semestre de 2019).

Las demandas

Minería y banca

Eco Oro Minerals, Red Eagle Exploration y Galway Gold demandaron por separado a Colombia luego de que se prohibiera la minería en el páramo de Santurbán, en Santander. Afirman que la decisión afecta sus intereses e incumplen el tratado de libre comercio con Canadá. Piden 1.050 millones de dólares.

El caso Gran Colombia Gold, otro caso con minería que inició por títulos mineros en Marmato (Caldas) con mineros ancestrales. Su demanda es por 250 millones de dólares.

La Canadiense Glencore adelanta dos demandas. La primera surgió de una sanción de la Contraloría a Glencore en 2015 por conseguir, de manera irregular, un otrosí para la explotación de una mina de carbón en el Cesar. Aunque su pretensión inicial era de US$767 millones, se redujo a US$19 millones. Colombia solicitó en diciembre la anulación. El segundo tiene que ver con la construcción de Puerto Nuevo en Santa Marta. Según la empresa, este es aprovechado por otras organizaciones para transporte, sin Glencore recibir nada cambio.

Otra es Reficar, envuelta en un escándalo de corrupción. Foster Wheeler, que representaba a Reficar, demandó a Colombia alegando que, por los procesos de la Contraloría en 2017, vio afectada su reputación. Aspira a que el país pague la sanción, cuyo monto está por definir.

Dos demandas más surgieron tras la intervención del banco Granahorrar en 1998. Astrid Benita Carrizosa, por un lado, y, por el otro, los hermanos Alberto, Felipe y Enrique Carrizosa demandaron. Astrid Carrizosa pretende que el Estado le pague US$40 millones y los tres hermanos quieren US$323 millones.

Telecomunicaciones

América Móvil (Claro) y Telefónica S.A. (Movistar) demandaron por una sentencia de 2013, que obligó a que devolvieran el espectro electromagnético. Claro, que se conocerá el texto post-audiencia en marzo, pide US$1.208 millones, y Telefónica, US$380 millones.

Neustar, la empresa que hasta el 7 de febrero administraba el dominio .co, demandó. Lo hizo después de que el Ministerio TIC decidiera no prorrogar este contrato. En total son US$350 millones.

Gas Natural Fenosa también acudió a los tribunales, espera una retribución de 1.547 millones de dólares.

En Medellín, los empresarios estadounidenses al frente de Meritage, el proyecto de lujo en Las Palmas, demandaron luego de que se iniciara un proceso de extinción de dominio. Piden US$350 millones.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*